Noticias con mirada de periodistas

El Campo

10.08.2014 23:35

Una campaña dura de sembrar


10.08.2014 : UN RELEVAMIENTO REALIZADO POR LOS CREA EVIDENCIA LAS DIFICULTADES PARA FINANCIAR LA CAMPAÑA AGRÍCOLA 2014/15. LOS RESULTADOS DEL CICLO 2013/14 NO ALCANZAN PARA RECOMPONER EL CAPITAL DE TRABAJO Y SE ENCARECE EL FINANCIAMIENTO DE LABORES, SEMILLAS Y AGROQUÍMICOS.


La agricultura argentina enfrenta dificultades al promediar 2014: el 48% de las empresas encuestadas en un reciente relevamiento desarrollado por los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA), estima que deberá financiar más del 40% de los costos de los cultivos por sembrar. Sólo el 9% de las empresas podrán sembrar exclusivamente con capital propio. El nivel de financiación promedio es del 39%, dos puntos por encima de la media de las últimas tres campañas.

Esta situación de liquidez ajustada cobra mayor visibilidad con otro dato: el 18% de las empresas CREA analizadas mantiene deudas de la campaña 2013/14, que deberán ser refinanciadas. Los productores más comprometidos son los ubicados en el noroeste argentino y en el norte de Córdoba.

Los datos anteriores forman parte de los resultados del Sistema de Encuestas Agropecuarias de CREA, que evaluó las percepciones y expectativas de productores y asesores integrantes de la institución.

Estos resultados reflejan una situación caracterizada por una satisfactoria producción física de granos 2013/14, pero con resultado económico magro y escasa renta. Los agricultores argentinos tuvieron un buen año productivo, pero eso no alcanzó para recuperar el capital de trabajo.

Las causas de este fenómeno son varias: aumento de gastos de implantación de los cultivos en dólares, incremento del costo financiero y alta presión fiscal. Por el lado de los ingresos, pesan los gravámenes a la exportación y la caída de precios internacionales. El potencial beneficio del aumento del tipo de cambio de enero se neutralizó por el posterior incremento general de precios.

La combinación de estos factores determinó que este año se necesite más grano para pagar una factura con las mismas unidades de insumos que en 2013. Cada vez se necesita más dinero para sembrar la misma cantidad de hectáreas.

En la práctica, la situación descripta se traduce en un menor stock de granos en poder de los productores tras la cosecha respecto del año pasado: los miembros CREA encuestados ya habían vendido el 67,6% de la producción de soja obtenida a mediados de julio de 2014, contra 60,4% de igual fecha de 2013. Los valores correspondientes de girasol son 85,1% (2014) versus 83,3% (2013). La comercialización de maíz es más lenta por el retraso de la cosecha: a mediados de julio de 2014 se había vendido el 60,4% contra 69% del año anterior.

La ajustada situación económica de los productores también se traduce en menores ventas de maquinaria agrícola, en la reducción del valor de los arrendamientos y en la postergación de inversiones y bajas expectativas sobre el negocio, que ya están repercutiendo en la macroeconomía y en actividad de los pueblos.

Arrendamientos

El relevamiento también informa una reducción en el valor de los alquileres de la campaña 2014/15 del 1,3% como promedio, medido en quintales de soja por hectárea, en relación a la campaña 2013/14. También indica que aumenta en tres puntos la proporción de superficie con acuerdos variables para agricultura en campos de terceros (por ejemplo a porcentaje), del 23 al 26%.

Ante las magras expectativas de resultado económico, los productores están haciendo algunos cambios en las empresas y la encuesta revela que, en el ejercicio 2014/15, el 10% de los empresarios contempla disminuir la cantidad de empleados que desarrollan tareas vinculadas a administración y estructura.

Ganadería

La encuesta reveló que la preñez promedio en los rodeos CREA alcanzó un valor de 85,8% en los tactos de 2014 contra 85,9 de 2013. La tasa de destete llegó a 80,7 en el año actual contra 80,4 el anterior, aunque corresponde aclarar que ambos parámetros registran variabilidad regional.

El relevamiento también determinó que el 64% de las empresas que desarrollan planteos ganaderos para carne registró situaciones de anegamiento durante los últimos seis meses, lo que obligó a reducir la carga animal por hectárea en el 27% de los casos. La disminución promedio fue 17,7%.

Por otro lado, entre quienes engordan hacienda corral hay predominio de las opiniones (46%) que esperan una mayor concentración de ventas en el último trimestre del año, luego del pico registrado durante el primer semestre.

En la actividad tambera, el 67% de las empresas CREA encuestadas registró niveles de producción individual menores a los proyectados en el último trimestre.

El 74% de las empresas registró situaciones de anegamiento durante los últimos seis meses. El barro y el encharcamiento produjeron caídas en la producción individual de las vacas, aumento de las células somáticas en la leche, retraso en la siembra de pasturas y verdeos y en la confección de silos, reducción del área de pastoreo y sobreexigencias en el personal.

En la primavera de 2014, el 62% de las empresas espera aumentar el rodeo en ordeñe. En esa estación, el 51% de los encuestados estima incrementar la producción respecto de 2013.

En cuanto a expectativas generales de resultado económico, el 71% de los empresarios tamberos piensa que los precios van a empeorar y el 59% espera un deterioro del negocio.

El 41% de las empresas lecheras evidencia una situación de endeudamiento superior al promedio de los últimos dos años, lo que repercute en menores niveles de inversión en infraestructura.

twits a: @dinoderadio

Creado por Julio Torreguitart