Noticias con mirada de periodistas

Semana Santa con los precios por las nubes

29.03.2015 20:00

Se acerca una época especial para la fe de los argentinos y el precio del pescado y otros productos típicos de estas fechas, no paran de subir. Los aumentos promedios en la Región superan el 70%, perjudicando el maltrecho presupuesto de los consumidores

Las Pascuas son unas de las celebraciones que más predisponen a los creyentes, pero el gobierno nacional, con su fracasada política económica, está llevando a que sea cada vez más difícil poder adquirir los productos típicos de la Semana Santa. Hablamos del pescado, los huevos y las roscas de Pascuas, que han tenido un incremento sustancial en sus precios.

Un relevamiento hecho por Hoy en comercios de la Región, marca que algunos de los pescados más consumidos por los argentinos, han subido su precio en gran forma, con aumentos promedio del 70%. Un caso característico es el de la merluza, que hasta hace dos semanas atrás se encontraba en las pescaderías a $45 el kilo, y hoy su kilo trepa hasta los $80.

En otros pescados sucede lo mismo, como por ejemplo el sábalo, que pasó de $32 el kilo a casi $60, la boga que creció de $55 a $85, los langostinos que pasaron de $100 a $175, o las rabas que hace 15 días atrás estaban $55 el kilo, ahora se consiguen a $100.

Lo mismo sucede con otros productos, como las roscas y los huevos de Pascuas. En el primer caso hasta hace unas semanas costaban 30 pesos, y hoy no bajan de los $55, mientras que en el caso de los chocolates y huevos, los aumentos llegan al 70% si se los compara con los precios de este producto el año pasado.

A la inflación que carcome los alicaídos bolsillos de los argentinos, y a la desacertada política económica que lanza el gobierno nacional para detener los aumentos en los productos de la canasta básica, se le suma también la especulación y los graves problemas que afrontan los pequeños y medianos comerciantes ante una recesión que no da tregua.

En diálogo con Hoy, la titular del Centro de Educación al Consumidor (CEC), Susana Andrada, sostuvo que “los grandes especuladores aprovechan este tipo de fiestas, porque saben que por cuestiones religiosas la gente igualmente terminará comprando el producto más allá del precio alto que dispongan”.

Para la representante de los consumidores, “este año estamos batiendo todos los récords en materia de aumentos, ya que hablamos de incrementos superiores al 70%. Esto se debe a una fuerte especulación por parte de algunos sectores que quieren hacer gran masa de dinero a costas del bolsillo del consumidor y que van en contra de sus derechos”.

“Al no haber ninguna clase de control por parte del gobierno, vemos como en las últimas semanas ha habido un fuerte aumento en los productos típicos de las Pascuas, como las roscas y todo aquello que tenga que ver con chocolate, además también en las latas de conservas de pescado como el atún o la caballa, que también han subido notablemente”, destacó Andrada.

Una problemática que se repite año a año, sin que el gobierno intervenga en el asunto, logrando sólo que el flaco bolsillo de los consumidores pase unas fiestas tan típicas de la fe y la religión, sufriendo por los precios de los productos que se van por las nubes y no con la alegría y la esperanza que la fecha amerita.

Analizar la compra

Los organismos de defensa del consumidor recomiendan que ante estos aumentos sustanciales que han sufrido los productos característicos de Pascuas, la población no compre a esos precios, por ser un abuso hacia los consumidores.

Se exhorta no comprar pescado este año y armar una mesa de pascua con otros productos, como pueden ser las pastas o los platos con verduras, así como también no quedarse con el primer precio porque sobre todo en panificados y huevos de pascua, hay una multiplicidad de ofertas con distintos precios que permiten manejarse mejor con el presupuesto familiar

El consejo final que brindan a la gente, es el de no comprar ahora sino esperar hasta último momento cuando el stock del pescado se mantenga y los precios bajen y sea indispensable la compra de este producto.

Una política desacertada

La labor del gobierno nacional en materia de precios ha estado siempre en el centro de atención de los consumidores, más que nada porque la misma ha demostrado un gran fracaso e inutilidad.

Frente a la fiesta de Pascuas, sectores concentrados de la economía con la venia del kirchnerismo se aprovechan de que en la dieta de estos días el pescado -por una cuestión de religión- ocupa un lugar especial en las familias.

“No se ha adoptado desde el Estado una política de precios máximos o sugeridos para esta fecha para los productos específicos de Pascua, de manera tal que los precios están librados a lo que es la tendencia del mercado con la ley de la oferta y la demanda, y por eso apuntamos a nosotros a que sea la demanda del lado de los consumidores que no convalide con la compra la oferta de estos precios”, señala a Hoy el presidente de la Unión de Consumidores de Argentina, Fernando Blanco Muiño.

Para el profesor en la Facultad de Derecho de la UBA, “desde el Estado nacional hemos tenido políticas como las impulsadas por el ex secretario de Comercio Guillermo Moreno, que dejaba el kilo de merluza a $21, pero el problema de este tipo de políticas es que no tiene alcance nacional. Entonces se ve que sólo se puede comprar en el Mercado Central y no hace competencia en todos los centros comerciales y negocios del país”.

Una política equivocada del gobierno kirchnerista, que en vez de aminorar los efectos de los precios en el consumidor, lo único que ha hecho es que los importes de los mismos no dejen de subir, no encontrando nunca su techo.

Fuente:Diario Hoy

twits a: @dinoderadio

Creado por Julio Torreguitart