Noticias con mirada de periodistas

Region: Sin ayuda, peligra el pago de sueldos y aguinaldos

03.12.2017 18:53

Aquejadas por un hondo déficit, varias comunas de la región apuestan a una ayuda de Nación o Provincia.

Juan Ignacio Schwerdt

jschwerdt@lanueva.com

El intendente de Tornquist, Sergio Bordoni, abrió el debate esta semana. El jefe comunal de Cambiemos confirmó un 30% de aumento de tasas para 2018, negó toda posibilidad de bajarlas y reconoció incluso que, si no recibe ayuda económica en breve, podría tener problemas para pagar en tiempo y forma los sueldos de este mes y el aguinaldo.

“En junio la municipalidad pagó 150 mil pesos por el servicio de alumbrado; en agosto, 600 mil”, dijo, para graficar por qué se encamina a cerrar el año con un déficit de unos 40 millones de pesos.

Su caso no es el único en la región o la provincia. Varios de sus pares están pasando una situación similar y ya advirtieron que, si en las próximas tres semanas no llega un aporte económico de la Nación o la Provincia, podrían tener que diferir el pago a sus trabajadores.

Las gestiones se hacen a contrarreloj y seguramente se acentuarán la semana próxima. No serán sencillas, dado que el ministerio del Interior de la Nación ya dejó en claro a la Provincia que, en este contexto en el que se impulsa la reducción del gasto público y un acuerdo fiscal sustentable, no habrá giro ilimitado de fondos.

“Igualmente necesitamos que la Provincia nos asista para cerrar este ejercicio. No nos queda otra; si no, tendremos muchas dificultades para cerrar el tema salarial y el pago a proveedores”, confió a “La Nueva.” el intendente de Adolfo Alsina, David Hirtz.

El jefe comunal dijo que el déficit proyectado de su distrito es “importante”.

“Tuvimos que atender una emergencia hídrica aguda, que nos produjo gastos extra y no nos permitió recaudar bien. Además, venimos de tres años en los que tuvimos que hacer una recomposición salarial por encima de la inflación, con subas superiores al 40%”, explicó.

Los intendentes también atribuyen la crisis al aumento de tarifas de servicios públicos y a la inflación.

Facundo Castelli, de Puan, dijo además que se incrementaron los gastos ligados a los servicios .

“En nuestro caso, en mayo nos hicimos cargo del hospital de Darregueira; y, si bien logramos un incremento de coparticipación, no compensa los gastos”, dijo.

“La salud es un ejemplo de un servicio que no es sustentable, sobre todo en municipios chicos y con muchas localidades, como el nuestro, pero que hay que brindar igual. Lo mismo ocurre con la Policía Comunal y muchos otros”, detalló.

El jefe comunal dijo que, para ser eficiente, hacen falta empleados. “Esto hay que entenderlo bien cuando se habla de déficit municipal”, explicó.

Los intendentes que necesitan ayuda han iniciado un plan de reducción del gasto público que implica, en primera instancia, el recorte de cargos políticos y un fuerte control sobre las erogaciones más importantes, como el consumo de combustible y las horas-extra.

La idea es mostrar un gesto, en momentos en que Economía realiza un nuevo relevamiento de la situación en cada municipio.

“Ahí se verá reflejado el esfuerzo que estamos haciendo. Después todo quedará en la gestión que pueda hacer la gobernadora (María Eugenia) Vidal ante el ministro (Rogelio) Frigerio o el presidente (Mauricio Macri) para resolver esta situación”, señaló Hirtz.

El intendente de Guaminí, Néstor Álvarez, dijo que no hay otras alternativas para superar esta crisis.

“No hay fondos afectados (a otros fines) a los que se pueda recurrir para pagar sueldos -señaló-. Incluso a nosotros nos prometieron un fondo especial para cubrir los gastos extras por inundaciones que no sabemos si va a llegar o no”.

Suárez, Pringles y Tornquist también van por un aporte

Fuentes comunales de Coronel Suárez, Coronel Pringles y Tornquist confirmaron a este diario que esas comunas también están gestionando fondos para cerrar el año sin números en rojo.

“Tenemos un déficit proyectado de 32 millones, así que hemos pedido, como lo hicieron otros 18 municipios, una asistencia financiera”, señaló el intendente suarense Roberto Palacio.

“Hoy estamos en condiciones de cumplir en tiempo y forma con los sueldos, pero no sabemos cómo pagaremos el aguinaldo”, añadió.

Darío Christensen, jefe de Gabinete de Pringles, señaló que “aún no están los números finales”, aunque seguramente “se pedirá una ayuda a la Provincia”.

Lo mismo anticipó el intendente de Tornquist, Sergio Bordoni, quien dijo que se debe entender que, así como se incrementó el costo de los servicios, cayó la recaudación por tasas.“La gente, antes de pagar tasas, paga la luz y el gas”, puntualizó.

También dijo que, de los 40 millones de déficit proyectado, el 25% corresponde a los aumentos salariales.

“Ahora vamos a tratar de achicar gastos, por lo cual lo más probable es que en el 2018 no llevemos adelante la Fiesta Provincial de La Vendimia ni el programa Presupuesto Participativo. La salud y la educación, en cambio, no se tocan”, subrayó.

Entre los municipios de la zona que, al menos por el momento, no tienen previsto pedir ayudas especiales para pagar sueldos están Monte Hermoso, Coronel Dorrego, Saavedra, Villarino, Tres Arroyos y Patagones.

“De todas formas, fue un año complejo para los municipios”, dejó en claro Marcos Fernández, de Monte Hermoso.

la Nueva

twits a: @dinoderadio

Creado por Julio Torreguitart