Noticias con mirada de periodistas

El kirchnerismo prepara la contramarcha para el 1M

23.02.2015 21:52

Las diferentes agrupaciones políticas oficialistas pretenden reunir  unos 100.000 militantes el 1 de marzo. Ese día, la presidenta Cristina inaugurará por última vez las sesiones ordinarias del Congreso.

Tras un comienzo de año complicado por la denuncia y posterior muerte del fiscal Alberto Nisman, más la reciente y multitudinaria marcha del silencio, el oficialismo buscará dar un “claro mensaje de fortaleza” con una convocatoria para los alrededores del Congreso nacional el próximo 1 de marzo, cuando la presidenta Cristina Fernández de Kirchner inaugure por última vez las sesiones ordinarias.

En pos de ese objetivo de “pelear la calle”, ya se puso en marcha la etapa operativa en pos de movilizar a “más de 100 mil personas” -supuestamente-, para lo cual ya están definiendo los detalles organizativos tanto los movimientos sociales como los intendentes del conurbano bonaerense.

“No se trata sólo de ‘contestarle’ a la marcha de Nisman,  sino también de mostrar que nosotros seguimos en la calle, sobre todo en un año que por el contenido electoral es muy  importante”, señaló un dirigente de Unidos y Organizados.

En ese sentido, fuentes del conglomerado de agrupaciones kirchneristas explicaron que “la necesidad de armar una gran movida estaba planteada desde antes de la marcha del silencio, aunque después de lo del miércoles  pasado se profundizó esa necesidad”.

“Vamos a pelear la calle, mover lo nuestro. La oposición ya movió lo suyo y no fue menor: fue una de las cinco movilizaciones más grandes de los últimos años”, admitió un referente del oficialismo.

El último año de mandato no comenzó de la mejor manera para la Presidenta: la denuncia de Nisman sindicándola como encubridora de los iraníes acusados por el atentado a la AMIA, la posterior muerte del fiscal, las internas en la Secretaría  de Inteligencia, el pedido de imputación que hizo Gerardo Pollicita y la confirmación del procesamiento del  vicepresidente, Amado Boudou.

Ante ese panorama adverso y luego de la reciente multitudinaria movilización convocada a un mes del fallecimiento del ex titular de la Unidad Especial AMIA, las distintas agrupaciones ya se encuentran ultimando los detalles para “bancar” a la jefa de Estado.

Para brindar ese “gran respaldo, más necesario que nunca”,  los intendentes del Frente para la Victoria también se  encuentran organizando su cuota de la convocatoria.

“Más o menos son 15 los intendentes que tienen poder para mover el aparato y van a llevar un promedio de 6 mil personas cada uno. Después están los movimientos sociales, como el (Movimiento) Evita, que puede movilizar 25 mil; La Cámpora, con  20 mil; el Frente Transversal con 15 mil, y Kolina y Nuevo  Encuentro con unos 10 mil cada uno”, detalló uno de los responsables de la organización de la gran convocatoria que colmará las inmediaciones del Congreso.

Y agregó: “Cada uno de esos espacios ya demostró qué es lo  que puede mover, porque cada uno llenó distintos estadios por  su cuenta. Por eso esperamos 100 mil reales, lejos de las apreciaciones de si son 50 o son 400 como pasó con la marcha  del silencio. Si cada sector cumple con lo suyo, podemos llegar a 170 mil, más lo que puedan aportar los gremios”.

Con la maquinaria en marcha para brindar un contundente respaldo en lo que será la última apertura de sesiones ordinarias de Cristina en el Congreso,  las organizaciones oficialistas que se movilizarán serán La  Cámpora, Movimiento Evita, Frente Transversal, Tupac Amaru,  Corriente Martín Fierro, Kolina, Nuevo Encuentro, Peronismo  Militante, entre otras. Aún no se definió la consigna que encabezará la convocatoria, aunque ese es un detalle que no cambia la importancia que tendrá la movilización del próximo 1 de marzo. “No será una frase novedosa, ni creativa, porque lo importante va a ser la cantidad de gente”, dicen.

twits a: @dinoderadio

Creado por Julio Torreguitart