Noticias con mirada de periodistas

Denuncian que sigue en alza la venta ilegal de naftas

05.11.2017 20:33

Es por la Ley Pichetto. Traen el combustible de zonas exentas y lo venden a valores de esta región.

jschwerdt@lanueva.com

Si bien se mostraron confiados en que el gobierno nacional corregirá “a corto plazo” las asimetrías provocadas por la denominada Ley Pichetto, referentes del sector del combustible denunciaron que sigue creciendo la venta ilegal de nafta y gasoil en esta y otras zonas cercanas a Patagones, La Pampa y Río Negro.

La Ley Pichetto (Nº 27.209) -promulgada por la expresidenta Cristina Fernández- extendió la exención del Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) a toda la Patagonia.

El resultado inmediato de la medida fue un aumento desmesurado de las ventas en provincias como La Pampa y Río Negro, con un grave perjuicio para las estaciones de la región, especialmente las cercanas a la zona eximida. Era algo previsible, tomando en cuenta que hoy, en sitios como Jacinto Aráuz o Villalonga, el litro de gasoil o nafta cuesta entre 2,10 y 6,50 pesos menos que en Bahía, pese a estar a menos de 200 kilómetros de distancia.

“Pero ese no es el único efecto grave de la ley -aclaró a La Nueva. el titular de la Cámara de Estacioneros de Bahía Blanca, Mario Parigiani-. A esto se suma que cada vez hay más venta ilegal de combustible”.

El empresario dijo que hay estaciones de servicio de La Pampa que han triplicado su venta de combustible en los últimos dos años, lo que no se condice con ninguno de los índices de crecimiento de esa provincia.

“¿A dónde va ese combustible? Es obvio: a las zonas cercanas que no están exentas del ITC, que son la nuestra, Córdoba y otras”, enfatizó.

El dirigente dijo que se generó “un tráfico enorme”, el cual que no se detiene.

“Ese combustible ya está acá”, dijo, y pidió prestar atención a “quienes aparecieron ahora" a vender combustible en regiones como la de Bahía Blanca.

“Estamos los que estuvimos siempre y están los que aparecieron ahora. Ahí está el problema, que es muy serio. No creo que sea difícil localizarlos ni saber dónde venden”, disparó.

Los rumores que llegan a la entidad que preside señalan que la mayor parte del tráfico corresponde a gasoil que utilizan camiones y maquinarias rurales y viales.

“También se traen naftas, pero menos. Creemos que terminan en estaciones de servicio sin bandera”, dijo.

Parigiani sostuvo que también se ha visto el acarreo de combustible de la zona exenta en “batanes o carros”, con capacidad para 3.000 a 5.000 litros.

“Están haciendo una buena diferencia. Si vos vendés 10 mil litros exentos en una zona como la nuestra, con los precios que tenemos acá te podés hacer una ganancia de 20 mil pesos con el gasoil o de más de 60 mil pesos con las naftas”, describió.

“Esa plata es la que se pierde de recaudar el Estado. Hablamos de millones por día”, agregó.

La Nueva

twits a: @dinoderadio

Creado por Julio Torreguitart